El Gobierno del presidente de EE. UU., Joe Biden, anunció este miércoles un plan para que la energía solar produzca el 45% de la electricidad del país para 2050, una ambiciosa meta que busca transformar el sector energético estadounidense y hacer frente a la crisis climática.

En un nuevo informe, el Departamento de Energía fijó dos nuevos objetivos para la política energética de Estados Unidos: primero, estableció que la energía solar podría producir el 40% de la electricidad del país para 2035; y, segundo, consideró que si el progreso continúa la proporción podría llegar al 45% para 2050.

Para ello, EE. UU. necesita multiplicar la instalación de paneles solares y desarrollar nuevas formas par almacenar ese tipo de energía, uno de los mayores obstáculos para su uso.